Newsletter

El sector del abastecimiento profundiza sobre la situación actual de los microplásticos en aguas de consumo

 

La Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS) ha celebrado la sesión online “Microplásticos en aguas: situación actual”.

 

Durante este encuentro han intervenido Manuel Borrego, de EMASESA (Sevilla); Miquel Paraira, de Aigües de Barcelona; Antonio Rosado, de EUROFINS IPROMA; y Rafael Marín, de EMACSA (Córdoba). La presentación de la sesión ha corrido a cargo del presidente de la Comisión 2 de AEAS de Calidad y Tratamiento del Agua, Alfonso González del Rey, de Canal de Isabel II (Madrid).

 

Durante el encuentro Rafael Marín, coordinador del Grupo de Trabajo de Microplásticos de la Comisión 2 de AEAS, ha presentado unas pinceladas de la tercera edición del documento “Microplásticos en aguas de consumo”, elaborado por dicho grupo de trabajo, que será publicado próximamente.

 

El documento concluye que el agua de consumo es una de las vías de exposición, a los microplásticos, más controladas y de menor impacto para la población, y resalta la seguridad del agua de consumo humano en España, recordando que la misma cumple con todos los estándares de calidad europeos aplicables, cuyos requerimientos son de los más exigentes a escala mundial.

 

Además, en base a las valoraciones de riesgo realizadas hasta la fecha, ni la OMS ni ninguna agencia ni normativa internacional sobre calidad de aguas de consumo humano contemplan la necesidad de controlar microplásticos en aguas de grifo.

 

En ese sentido, cabe destacar que en las Estaciones de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) se eliminan más del 99,99% de las partículas de microplásticos presentes en las aguas brutas. En cuanto a las aguas residuales, hasta un 95% del total de microplásticos presentes son eliminados vía tratamiento secundario.

 

Asimismo, los operadores españoles −públicos, privados o mixtos− de aguas priorizan la salud del consumidor, valorando constantemente el potencial riesgo asociado a diferentes contaminantes en aguas de consumo, incluyendo los microplásticos, y actuando para garantizar la salubridad de la misma en todo momento.

 

Por otro lado, el documento señala que los principales agentes que emiten microplásticos al medio son los siguientes:

 

  • Bolsas domésticas de basura (hasta 500 años de persistencia).
  • Prendas de vestir sintéticas (p.ej. una cazadora emite hasta 1.900 fibras en cada lavado).
  • Cepillos dentales y dentríficos.
  • Pinturas y accesorios (brochas): cada lavado emite entre 106-1012 partículas.
  • Tóneres de impresoras.
  • Botellas plásticas de un solo uso para bebidas y alimentos.
  • Neumáticos: emisión de más de 20 g de residuos por cada 100 km. de uso.
  • Microperlas existentes en cosméticos y productos faciales desfoliantes.
  • Lixiviados agrícolas procedentes del uso de compost (RSU o fangos de depuración) en abonado o enmienda de suelos.
  • Una fuente muy importante y de carácter difuso es la del agua de tormentas (arrastre de viarios urbanos y otros).

 

Por último, durante la sesión se ha recordado que existe una reciente estrategia sobre microplásticos de la Comisión Europea “A Europen Strategy for Plastics in a Circular Economy” focalizada en diferentes medidas para la prevención en origen. Además, la Directiva (UE) 2020/2184 sobre calidad de las aguas de consumo humano los va a incluir en su “Lista de Observación”, debiendo establecerse un método estandarizado de análisis por parte de la Comisión Europea, antes de enero de 2024, debiendo evaluar su presencia en los recursos acuáticos de la UE.