Newsletter

Fernando Morcillo señala la gran tecnificación de los servicios como elemento clave de la gestión sostenible del agua urbana

 

El presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (AEAS), Fernando Morcillo, ha participado en la mesa redonda “Nuevos retos en la gestión inteligente del agua”, celebrada en el marco del Foro “Gestión sostenible del agua en Andalucía”, organizado por los periódicos El Mundo, Expansión y por la Diputación de Málaga, y que ha contado con la colaboración de AEAS y ASA-Andalucía.

 

Completaban la mesa de debate el consejero delegado de Acosol, Manuel Cardeña; el Consejero delegado de Emasa, Raúl Jiménez; el presidente del Consorcio Provincial de Gestión Integral del Agua de Málaga, Francisco Delgado; el presidente de ASA-Andalucía, Pedro Rodríguez; y el director general del Grupo Martín Casillas, Ignacio Martín.

 

Durante su intervención, el presidente de AEAS ha señalado que los servicios de agua urbana en España están a la cabeza de Europa en tecnificación, ya que los operadores han introducido múltiples mejoras y aplican las más modernas tecnologías en todos y cada uno de los multidisciplinares aspectos que deben gestionar. Este aspecto, ha añadido, junto al avance en innovación, es clave para lograr una gestión sostenible e inteligente del agua urbana.

 

Por otro lado, Fernando Morcillo ha incidido en que uno de los retos más importantes a los que se enfrenta el sector es la necesidad de realizar un esfuerzo inversor sostenido para acometer tanto la renovación de infraestructuras como la construcción de otras nuevas, éstas últimas fundamentalmente en materia de saneamiento, y que son imprescindibles para proteger y mejorar las condiciones ambientales de nuestro dominio público hidráulico. En ese sentido, ha reiterado que la inversión prevista en los presupuestos generales continúa siendo insuficiente y que la tarifa no siempre incorpora las partidas precisas para acometer las inversiones necesarias.

 

Asimismo, el presidente de AEAS ha destacado otros desafíos importantes que deben ser abordados para garantizar la sostenibilidad de los servicios de agua urbana. Entre ellos se encuentran avanzar en la “recuperación de costes”, y la potencialidad de atenderlos con las estructuras tarifarias, y el establecimiento de un “Regulador” independiente, con el objetivo de armonizar los niveles de prestación de los servicios y las estructuras tarifarias, así como la transparencia, involucración y participación de la ciudadanía.

 

En ese sentido, ha resaltado que sería necesario establecer una estructura tarifaria clara y transparente para el usuario, de manera que el precio del agua refleje su valor real y asegure la gestión sostenible a largo plazo y las necesarias inversiones para sostener el complejo patrimonio hídrico y mejorar las infraestructuras que permitan el óptimo servicio ciudadano.

 

Por último, Fernando Morcillo ha concluido que los cánones aplicados al agua deben ser transparentes y finalistas, destinados a mejorar el servicio, sobre todo para la depuración de las aguas residuales, ya que, a pesar del esfuerzo realizado en los últimos años dotándonos de un gran parque de depuradoras, seguimos sin cumplir los objetivos fijados por la Unión Europea.